DEPRESIÓN

 

El ser humano pasa a lo largo de su vida por multitud de circunstancias, que le generan distintos estados de ánimo, normales y necesarios para adaptarnos a nuestro entorno; y en ocasiones, se dan circunstancias, donde lo difícil es no estar triste Sin embargo, cuando la tristeza persiste, y nos quita la ilusión y las ganas de continuar, no debemos resignarnos.

 

La depresión puede presentarse de formas tan distintas como personas que la sufren; todos somos diferentes, y nuestra forma de sentir difiere unos de otros.

 

Síntomas

 

  • Cansancio o falta de energía.
  • Pérdida del interés por casi cualquier actividad.
  • El sueño está aumentado o disminuido.
  • Sentimientos de inutilidad.
  • Pesimismo por el presente.
  • Desilusión por el futuro.
  • Sensación de vacío.
  • El apetito aumenta o disminuye.
  • Se evita relacionarse con los demás.
  • Pérdida de interés por el sexo.
  • Deseo de evadirse a través del suicidio.

 

APATIA

 

Es un sentimiento, un estado de ánimo parecido a la depresión, que si bien no coincide con su intensidad, no deja por ello de ser doloroso y conviene prestarle atención.

 

El que cae en la apatía, se sume en una profunda inactividad; cuanto menos hace más apático está y cuanto más apático está menos hace; creando así un círculo vicioso del que resulta difícil salir.

 

Síntomas

  • Una vida monótona, rutinaria, sin novedades ni incentivos.

  • La muerte de un ser querido, el abandono de la pareja.

  • Un período de estrés.

  • Agotamiento físico.

 

ESTRÉS

 

Se trata de una respuesta fisiológica de nuestro organismo automática e involuntaria ante situaciones en las que percibimos un peligro o una demanda importante ; es la tensión física y mental que aparece, cuando te sientes desbordado por las obligaciones cotidianas, o por una situación nueva que aparece en tu vida.

 

Aparecen entonces en nuestro organismo cambios fisiológicos que nos preparan para hacer frente al peligro o a la demanda a la que nos debemos enfrentar, En sí mismo, estos cambios son naturales y hasta beneficiosos, pues nos permiten enfrentarnos a las complejidades de la vida real y cotidiana.

 

El problema surge cuando esta repuesta de estrés se da con mucha frecuencia o durante tiempo prolongado. Es entonces cuando aparecen las consecuencias negativas del estrés.

 

El problema de la persona estresada es que percibe muchas demandas a las que ha de enfrentarse y por tanto activa su organismo con mucha frecuencia, forzándolo en exceso.

 

A lo largo de la vida, existen acontecimientos especialmente delicados ( la muerte de un ser querido, separaciones o divorcios., problemas matrimoniales o de pareja, situaciones laborales, enfermedades de larga duración o crónicas…), que en ocasiones parecen ser generadoras de estrés.

 

Son acontecimientos a los que hay que prestar una atención especial. Pero incluso estas situaciones pueden ser vividas de manera muy diferente En realidad, no existen situaciones estresantes por sí mismas, todo es una cuestión subjetiva. No importa tanto la realidad, sino la percepción que se tiene de la misma.

 

Síntomas

  • Dolores de cabeza y espalda.
  • Malas digestiones.
  • Taquicardias.
  • Dificultades de concentración y olvidos frecuentes
  • Mareos
  • Insomnio
  • Nerviosismo , irritabilidad, ansiedad….

 

FOBIAS

 

La fobia es al miedo irracional y excesivo a un objeto o situación concretas.

 

Existen tres tipos de fobias: la fobia específica (simple), la fobia social y la agorafobia.

 

Fobia específica: Es un miedo intenso e irracional hacia algo que en realidad constituye una amenaza mínima o nula. Algunas de las fobias específicas más comunes son a las alturas, túneles, conducir en carreteras, espacios cerrados, agua, volar, perros, arañas, y a la sangre. Aunque los adultos con fobias son conscientes de que tales temores son irracionales, con frecuencia encuentran que el enfrentar, o incluso el pensar en tener que enfrentar el objeto o la situación que produce el temor, trae consigo una ansiedad intensa e incluso en ocasiones un ataque de pánico.

 

Síntomas

  • Sudor.
  • Temblores
  • La boca se reseca
  • El pulso se acelera
  • Dificultad para respirar
  • Sensación de náusea y mareo.

 

AGORAFOBIA (miedo a los espacios abiertos).

 

Temor intenso a salir de casa, alejarse de los lugares que imlican seguridad.

 

Resulta realmente incapacitante por lo que influye en la vida cotidiana.

 

Síntomas

  • Miedo irracional a lugares públicos, aglomeraciones, calles vacías y en general situaciones en las que te encuentres sola.
  • Haber vivido una crisis de pánico, con alguno de los siguiente síntomas: respiración entrecortada, sensación de ahogo, aturdimiento, palpitaciones, temblores o sacudidas musculares, sudoración, náuseas, sofocos, escalofríos, miedo a morir, miedo a volverse loco o a cometer una acción incontrolada.
  • Miedo persistente a padecer una crisis de pánico.
  • Organización de la vida de manera completamente diferente a como se venía haciendo, evitando ahora, de manera sistemática, aquellas situaciones que pueden provocar una nueva crisis.

 

ANSIEDAD

 

La ansiedad en sí misma es una emoción normal que todos podemos sentir en algún momento. El problema se produce cuando esta ansiedad es demasiado intensa, demasiado frecuente o perdura demasiado en el tiempo y llega a impedir que nuestra vida se desarrolle de una forma normal. Entonces es cuando dejamos de hablar de una emoción normal para empezar a hablar de un trastorno de ansiedad.

 

Síntomas

  • Existe un temor constante por el futuro respecto a la familia, al dinero, al trabajo, y a la enfermedad.
  • Se es víctima de pensamientos catastrofistas. Ante una situación determinada, uno siempre se pone en lo peor.
  • Es difícil controlar ese estado de constante preocupación.
  • Inquietud o impaciencia.
  • Fatigabilidad fácil.
  • Dificultad para concentrarse o tener la mente en blanco.
  • Irritabilidad.
  • Tensión muscular, palpitaciones, temblores, nauseas, sensación de mareo, sudores.
  • Alteración del sueño, dificultad para conciliar el sueño o sensación de no haber descansado al despertar.

 

Existen distintas manifestaciones o cuadros de ansiedad

 

CRISIS DE ANSIEDAD

 

Se caracteriza por la aparición progresiva y en aumento de los síntomas físicos de la ansiedad, como taquicardia, hiperventilación, sensación de ahogo, dilatación de las pupilas, sequedad de boca, rigidez muscular, temblores, escalofríos, etc. A diferencia de la crisis de pánico los síntomas aparecen más lentamente y no suelen ir acompañados de miedo a morir. Suelen seguir a pensamientos preocupantes para la persona e incluso al pensar en la propia ansiedad y sus síntomas.

 

CRISIS DE PÁNICO

 

Se caracteriza por la aparición de los síntomas de la ansiedad, en pocos segundos y sin encontrar un motivo aparente que lo justifique. La intensidad de los síntomas fisiológicos como la taquicardia, hiperventilación, sensación de ahogo, tensión muscular, etc., es tan intensa que la persona puede llegar a pensar que esta sufriendo un ataque al corazón o que corre peligro de morir. Otros síntomas físicos de la crisis de pánico son: sudoración, temblores, náuseas, mareos, miedo a perder el control, miedo a la locura, desorientación.

 

TRASTORNOS RELACIONADOS CON EL SUEÑO

 

El sueño saludable es fundamental para nuestro organismo. Las alteraciones en el sueño pueden derivar en trastornos durante el día, restándonos calidad de vida..

 

Gran parte de los trastornos del sueño tienen su origen en las tensiones que acumulamos durante el día, que se prolongan en el tiempo y que no hemos podido resolver; en otras ocasiones , las causas tienen que ver con el estrés, trastornos depresivos, patologías propias del sueño, cambios de horario, consumo excesivo de bebidas excitantes o enfermedades médicas.

 

Síntomas

 

  • Falta de concentración , que a su vez pueden provocar también mayor posibilidad de tener accidentes.
  • Baja productividad y escaso rendimiento laboral.
  • Irritabilidad.
  • Somnolencia diurna.
  • Mala memoria.

 

TRASTORNO OBSESIVO COMPULSIVO

 

Las obsesiones son ideas, pensamientos, impulsos o imágenes que vienen a la mente de forma involuntaria, la persona no se los puede quitar de la cabeza, y que provocan elevados niveles de ansiedad. . Se acompañan de la sensación interna de que pueden llegar a ser realizados o convertirse en realidad por lo que la persona intenta resistirse a ellos.

 

Las compulsiones son aquellos actos que la persona se ve obligada a realizar para reducir los niveles de ansiedad que le genera la idea obsesiva o para prevenir la ocurrencia de algún acontecimiento negativo que creen firmemente que va a suceder.

 

Lo cierto es que este trastorno puede tener diferentes niveles de gravedad, pero en su versión más extrema puede llegar a ser gravemente incapacitante.

 

Síntomas

  • Son habituales los pensamientos de contaminación, contagio, miedo a accidentes caseros, como explosiones de gas, incendios, que alguien acceda a la casa..., lo que dará lugar a compulsiones de limpieza, orden, lavarse las manos, ir al médico, comprobar el gas, enchufes y cerrojos respectivamente.
  • Otro tipo de obsesión es el de hacer daño a otros y la conducta que se suele dar es la de evitar estar con otras personas o comprobar continuamente que no han hacho daño.
  • Se dan también obsesiones centradas en temas religiosos, preocupaciones sexuales, miedo a la muerte, etc.
  • La preocupación por no perder cosas lleva a la conducta de guardar o acumular, lo que lleva al conocido ahora como síndrome de Diógenes.

 

TRASTORNOS ALIMENTARIOS

 

Existen diferentes Trastornos Alimentarios.

 

La Anorexia Nerviosa: consiste en el rechazo a mantener un peso corporal mínimo normalizado, en un miedo intenso a ganar peso y en una alteración de la percepción de la forma o el tamaño del cuerpo, percibiéndose generalmente mucho más obesos de lo que realmente están. Generalmente presentan un peso por debajo del normal para su edad y estatura.

 

La pérdida de peso la consiguen mediante la disminución progresiva de la alimentación diaria. Las personas que padecen anorexia son expertas en.


La mayoría de pacientes son muy hábiles a la hora de ocultar todas estas estrategias a sus familiares de modo que al inicio del trastorno suele ser muy difícil detectar el problema.

 

Síntomas

  • Peso por debajo de lo normal.
  • Vómitos provocados (ir al lavabo justo después de cada comida).
  • Uso de métodos para perder peso: laxantes, diuréticos…
  • Realización de ejercicio físico excesivo.Presencia de amenorrea (pérdida de la menstruación).
  • No se conocen exactamente las causas de la Anorexia pero están claramente relacionados con aspectos con personas que tienen un alto nivel de autoexigencia y perfeccionismo, que viven en entornos en los que se valora mucho el aspecto físico y el adelgazamiento, con baja autoestima….
  • Este miedo se da con más frecuencia durante la adolescencia, etapa en la que la opinión de los demás y la aceptación social adquiere en ocasiones demasiada importancia, sobre todo en la mujer.

 

En los casos más graves, incluso llega a requerir de hospitalizaciónes.

 

LA BULIMIA

 

Suele ocurrir cuando la persona atraviesa por un momento de fuerte ansiedad, que trata de calmar mediante el atracón de comida, del que después se arrepiente.

 

Síntomas

  • Atracones de grandes cantidades de comida sin control.
  • Estos atracones van seguidos de métodos para compensarlos con el fin de no ganar peso, como por ejemplo provocación del vómito, uso de laxantes, diuréticos y enemas, ejercicio físico excesivo y en ocasiones ayuno.

 

TRASTORNOS PSICOSOMATICOS.

 

Se trata de aquellos cuadros clínicos que aunque presentan síntomas físicos no se encuentra una causa orgánica ni médica que los justifique.

 

Entre los trastornos psicosomáticos más frecuentes encontramos trastorno cutáneos (picores, acné, dermatitis, urticaria y alopecia areata), trastornos gastrointestinales (colon irritable, gastritis crónica, úlcera péptica, estreñimiento), endocrinos (hipertiroidismo e hipotiroidismo) migrañas y cefaleas tensionales entre otros.

 

TRASTORNOS DEL CONTROL DE IMPULSOS. AGRESIVIDAD

 

Este tipo de trastornos tienen en común el fracaso por parte de la persona para controlar su impulsividad, generalmente negativa ,que en muchas ocasiones degenera actos que supone un daño, o bien para sí mismos o para otros. La paradoja se da en tanto que si bien se experimenta por parte del sujeto un alivio al momento de llevar a cabo "el acto", luego la vivencia es de un profundo malestar. El buscar un espacio de reflexión y auto conocimiento, darse cuenta de las causas que puedan estar detrás de ese descontrol, y de los mecanismos que puede desarrollar para evitarlo, es el primer paso hacia la salida de esta dinámica.

 

AUTOESTIMA

 

La autoestima no es solo la valoración que hacemos de nosotros mismos sino cuanto nos estimamos, cuanto nos “apreciamos”, con nuestras virtudes y nuestros defectos. Ten en cuenta de que, aunque compartas tu tiempo con otras personas, con quien vas a pasar el resto de tu vida, las 24 horas del día, va a ser contigo mismo. Mas vales que te aprecies a ti mismo (por lo menos lo mismo que a uno de tus seres más próximos o queridos).

 

CRECER EN AUTOESTIMA Y DESARROLLO PERSONAL

 

En todo el mundo no hay nadie como yo.

 

Hay personas que tienen algo en común conmigo, pero nadie es exactamentecomo yo.

 

Por lo tanto, todo lo que surge de mí es verdaderamente mío porqueyo sola lo escogí.

 

Soy dueña de todo lo que me concierne: de mi cuerpo, incluyendo todo lo que hace; mi mente, incluyendo todos sus pensamientos e ideas; mis ojos, incluyendo las imágenes de todo lo que contemplan; mis sentimientos, sean lo que sean, ira, gozo, frustración, amor, desilusión, excitación; mi boca, y todas las palabras que de ella salen, corteses, tiernas o rudas, correctas o incorrectas; mi voz, fuerte o suave, y todas mis acciones, ya sean para otros o para mí misma.

 

 

Soy dueña de mis fantasías, mis sueños, mis esperanzas, mis temores.

 

Soy dueña de todos mis triunfos y logros, de todos mis fracasos y errores.

 

Como soy dueña de todo mi yo, puedo llegar a conocerme íntimamente.

 

Al hacerlo, puedo amarme y ser afectuosa conmigo en todo lo que me forma.

 

Puedo así hacer posible que todo lo que soy trabaje para mi mejor provecho. Sé que hay aspectos de mí misma que me embrollan, y otros aspectos que no conozco. Mas mientras siga siendo afectuosa y amorosa conmigo misma, valiente y esperanzada, puedo buscar las soluciones a los embrollos y los medios para llegar a conocerme mejor. Sea cual sea mi imagen visual y auditiva, diga lo que diga, haga lo que haga, piense lo que piense y sienta lo que sienta en un instante del tiempo, esa soy yo.

 

Esto es real y refleja donde estoy en ese instante del tiempo. Más tarde, cuando reviso cuál era mi imagen visual y auditiva, que dije y que hice, que pensé y que sentí, quizá resulte que algunas piezas no encajen. Puedo descartar lo que no encaja y conservar lo que demostró que si encaja. E inventar algo nuevo en vez de lo que descarté.

 

Puedo ver, oír, sentir, pensar, decir y hacer.

 

Tengo las herramientas para sobrevivir, para estar cerca de otros, para ser productiva, y para encontrar el sentido y el orden del mundo formado por la gente y las cosas que me rodean. Soy dueña de mí misma, y por ello puedo construirme. Yo soy yo y estoy bien.

 

Virginia Satir

 

TERAPIA DE PAREJA

 

La pareja es la relación humana de la que más esperamos en nuestra vida. De ella, lo esperamos todo: que nos haga feliz, que nos comprenda, que llene nuestra sensación de vacío, que nos aporte estabilidad… pero a veces esta expectativa se ve frustrada pasado un tiempo por muchas motivos.

 

La relación de pareja es una relación que evoluciona Las circunstancias vitales van cambiando y así mismo pasa con cada miembro de la pareja. Y a veces, con la lenta trasformación, puede surgir el distanciamiento, la sensación de incomunicación, de incomprensión, de desinterés…

 

El estrés que el estilo de vida actual nos impone, un alto nivel de responsabilidades en el día a día ,el poco tiempo dedicado al ocio compartido, un intercambio de conductas poco gratificantes o desagradables entre ambos miembros de la pareja, la falta de comunicación o comunicación hostil, y expectativas no satisfechas ,y problemas emocionales derivados de la inseguridad que pueden derivar en conflictos de celos y desconfianzas, y la rutina y monotonía que invade la vida cotidiana y provoca que se viva la relación como vacía y falta de sentido.

 

La terapia de pareja trata de ayudar a hacer este trabajo favoreciendo la comunicación clara, la expresión de expectativas de un modo positivo, transformando la expresión de quejas en expresión de necesidades, tratando de hacer ver el valor del otro. La terapia de pareja es un espacio en el que el terapeuta da pie a los miembros de ésta a que expongan su malestar, quejas con el otro, pero orientándolos hacia un compromiso personal por el cambio.

 

 

Quiero que me oigas, sin juzgarme.
Quiero que opines, sin aconsejarme.
Quiero que confíes en mi, sin exigirme.
Quiero que me ayudes, sin intentar decidir por mÍ.
Quiero que me cuides, sin anularme.
Quiero que me mires, sin proyectar tus cosas en mÍ.
Quiero que me abraces, sin asfixiarme.
Quiero que me animes, sin empujarme.
Quiero que me sostengas, sin hacerte cargo de mÍ.
Quiero que me protejas, sin mentiras.
Quiero que te acerques, sin invadirme.
Quiero que conozcas las cosas mías que más te disgusten,
que las aceptes y no pretendas cambiarlas.
Quiero que sepas, que hoy, hoy podés contar conmigo.
Sin condiciones.

Quiero aprender

Quiero aprender a oírte sin juzgarte,
Quiero que me enseñes a opinar sin darte consejos,
Quiero aprender a confiar en mí sin exigirme,
Quiero enseñarte a ayudarme sin intentar decidir por mÍ,
Quiero aprender a cuidarte sin anularte,
Quiero que me enseñes a mirarte sin proyectar cosas en ti,
Quiero que aprendas a animarme sin empujarme,
Quiero enseñarte a abrazarme sin asfixiarme,
Quiero aprender a sostenerte sin hacerte cargo de ti,
Quiero que me enseñes como protegerte sin mentiras,
Quiero aprender a acercarme a ti sin invadirte,
Quiero que aprendamos a aceptar las cosas del otro que más nos disgusta, tanto como para no pretender cambiarlas,
Quiero que hoy, después de lo aprendido yo de ti y tu de mÍ, seamos capaces de elegirnos otra vez sin condiciones.


Jorge Bucay

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© 2016 - Gabinete de Psicología de Galapagar - C/ Soberania,16 1ºB - 28260 Galapagar - Madrid - Telf.- 91 8597402